jueves, 16 de abril de 2015

Cojín de tela wax /Wax fabric cushion

Cojín, ese maravilloso invento para la espalda.
Reconozco que me he obsesionado con las telas wax, no hay más que ver mi tablón de Pinterest. Pantalones wax, faldas wax, vestidos wax, bolsos wax, manteles wax, sudaderas con detalles en wax. Wax, wax, wax… ¡boom! Me va a explotar la cabeza de tanto pensar y tengo las telas sin cortar. Tras dibujar varios bocetos al fin tengo claro cómo serán los dos vestidos que coseré con las telas grandes. Mientras tanto, puedo ir abriendo boca utilizando los cuadrados de 50 x 50 (llamados ‘fat quarters’) que también compré.


Uno de ellos pedía a gritos transformarse en cojín del sofá de casa. Nada más fácil. Corté otro cuadrado de 50 x 50 cm de una tela de algodón sin tratar de Ikea, que tiene un color crudo con alguna motita, y añadí una cremallera naranja de 30 cm, medida conocida en las mercerías del mundo como “cremallera de cojín”. Y listo. Si ya me gustaba tirarme en el sofá, ahora ni os cuento.

El origen de las telas wax
Según cuentan, fueron los soldados de Ghana que los holandeses enviaron a Indonesia en sus guerras coloniales quienes están detrás del nacimiento de estas telas. Los soldados conocieron el batik (una técnica de estampación que tela que utiliza cera) en Indonesia e importaron telas realizadas con esta técnica a Ghana. Las telas fueron un éxito y comenzaron a estamparse con motivos típicos de los países africanos por los que se extendieron. Holandeses y británicos contaban entonces con una potente industria textil y se convirtieron en los principales (si no únicos) proveedores de estas telas para sus colonias africanas. A día de hoy, el mayor productor del mundo de telas wax (que significa ‘cera’ en inglés) es una empresa holandesa llamada Vlisco. Ghana fomentó la producción y consumo local de las telas wax estableciendo aranceles que frenaran el monopolio holandés en los años 60. Ahora Ghana y Mali son los principales productores de tejidos wax en África, donde estas telas tienen un importante valor cultural.


Mi pequeño alijo de telas wax/ My little stash of wax fabrics.
La tela de este cojín procede de una fábrica de Ghana y ha llegado a mis manos a través de un pedido que realicé a la tienda de telas africanas Mabuda. En Bilbao suelo cruzarme con mujeres africanas que lucen vestidos y tocados realizados con estas telas y siempre estoy tentada de asaltarles por la calle para preguntarles si hay alguna tienda en Bilbao donde encontrarlas. Por lo que sé, suelen hacérselas enviar por sus familias desde sus países de origen, pero si alguien sabe de algún establecimiento físico en Bilbao le agradeceré que me lo comente.   

Aprovecho para asomarme a RUMS, esa ventana que cada jueves se abre a otros blogs de costura.  

***
I must admit I'm obsessed with wax fabrics, as my Pinterest board shows. Wax trousers, wax skirts, was dresses, wax bags, sweaters with details on wax. Wax, wax, wax… ¡boom! My head is going to explode thinking so much and I haven't eve cut the fabrics. After drawing some sketches, I finally know the two dresses I will sew with the bigger fabrics. In the meanwhile, I want to start enjoying this fabric using the fat quarters I also bought. 


One of them asked me to be turned into a cushion for my sofa. That's easy. I cut a 50 x 50 cm square of a Ikea cotton fabric in natural colour and added an orange zipper of 30 cm. That's all. If before I used to love staying in the sofa, now it is paradise.

Wax fabrics origin
As they say, it was the soldiers from Ghana that Dutch government sent to Indonesia to fight in their colonial wars who credit for the birth of this kind of fabric. Ghanaian soldiers met Indonesian batik (a technique qhich uses wax to print fabrics) and imported these fabrics to Ghana. Fabrics became very popular and they started to print African tradicional designs on them. Dutch and British had at the time a strong textile industry and they easily managed to be the main (and only) wax fabrics producers for their colonies in Africa. Today, the biggest wax fabrixs producer in the world is the Dutch company Vlisco. Ghana promoted the local production and consumption of wax fabrics in the 60s creating customs duties to stop the Dutch monopoly. Nowadays, Ghana and Mali are Africa's wax fabrics main producers and these fabrics have a high identitarian value.

Samia Nkrumah, periodista y parlamentaria de
Ghana, vestida con tela wax/ Ghanaian journalist
and chairwoman, dressed in wax fabric.

23 comentarios:

  1. mama mía que documentada estas!!el cojín rechulo..y a mi tb me encantan estas telas..compartiremos información si encontramos telas en tiendas de por aqui..ok?muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Ya he visto que en La Kraftería compraste una que parece de este estilo.

      Eliminar
  2. Ya lo venías anunciado en FB... La verdad es que estas telas llaman siempre la atención, son preciosas. Una entrada muy didáctica!

    ResponderEliminar
  3. Ya me has creado otro culo veo culo quiero! Las telas africanas son chulísimas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa sobre todo los jueves, cuando hago la ronda de RUMS: ¡que quiero todo lo que hacéis!

      Eliminar
  4. Poco a poco me va quedando claro que soy más cazurra de lo que creía: yo pensaba que la tela wax era la tela encerada, esa que se usa para hacer bolsos o chamarras....Qué despiste llevo!!
    Estaré atenta a lo que sigas cosiendo con ella. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la que dices tú en inglés es 'waxed fabric', pero tampoco me hagas mucho caso.

      Eliminar
  5. La verdad es que las telas wax son muy bonitas.Tienen mucho colorido y son muy alegres
    Gracias por acercarnos su historia!
    Biquiós!!!

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las telas wax! Gracias por contar esta historia!! muy interesante.
    Tu sofá esta lleno de colorido con ese cojín tan chulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese tono de marrón del sofá admite muchos colorines.

      Eliminar
  7. Es muy complicado exportar este tipo de telas para poder vender al por menor! Seria una buena excusa para marcarse un buen viaje en busca de telas!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una excusa genial. ¡Me apunto!
      Esta semana he leído que Duduá, una tienda de Barcelona, había organizado un viaje a Marruecos para realizar talleres con artesanos locales. Vaya envidia.

      Eliminar
  8. Ay, mi perdición!!! Yo las tengo en el cajón sin atreverme a meter tijera...El cojín, precioso!! (Me apunto la página!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, cómo me suena... Me cuesta tanto meter tijera a las telas de capricho... Da miedo, ¿verdad?

      Eliminar
  9. Dioos no me estraña que te haas obsesionado con estas telas preciosas venidas del mas alla. queda precioso el cojín ...seguramente todo lo que te propongas hacer con ellas!

    besitos

    tati

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los caminos del feísmo son inescrutables. Siempre se puede hacer una prenda horrible con una tela bonita.

      Eliminar
  10. La tela es una cucada me gusta mucho y te ha quedado un cojín muy guapo!!!!

    Besitos!!!!

    ResponderEliminar
  11. Armi, ¡vaya telas más chulas! Los colores, los estampados... Entiendo perfectamente tu obsesión por la tela wax. Es que es preciosa. Ese cojín te ha quedado divino. Y qué ganas de ver qué harás con las demás. Me ha encantado conocer sus orígenes. Ayayayyyyyyyyyy, lo que aprendo yo contigo. Muaaaaaaaak.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hoy he leído que en Nueva York celebran la Semana de la Moda Africana. Todo telas wax. Voy a perder la cabeza definitivamente, jajaja.

      Eliminar
  12. Muy bonito el cojin! Me gusta tu blog si te parece nos podemos seguir por Gfc, por ahora te sigo en Google +, saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...